Mis queridos rumberos:

Pese a que no nos conocemos personalmente, me sois tan cercanos que ya formáis parte de mi familia acompañando a mi hija Claudia en  esta increible aventura camerunense…

Todos los días vivimos en familia el viaje a África gracias a vuestras crónicas, fotografías, vídeos…. Veo las imágenes e imagino como será cada minuto de vuestra travesía por un país que, hasta hace unas semanas, apenas podía señalar en el mapa.

Ahora me siento, a través de vosotros, muy cerca a todas aquellas personas a las que habéis conocido en vuestro periplo y con la que habéis compartido una sonrisa, un abrazo o un gesto. Por un lado vivo vuestro cansancio y esfuerzo cada jornada y siento como propia cada experiencia vuestra notando reflejado en mi corazón el contínuo contraste de emociones que observo en vuestros rostros … Y en los rostros de los camerunenses, que os reciben como si se tratara de su hermano o su hermana…

¡¡¡Qué afortunados somos en esta parte del mundo y apenas nos damos cuenta!!!,  ¡¡¡Hay quién es feliz sin apenas tener nada, y su riqueza está dentro de su ser y no necesita nada más para sonreir!!!

Verdaderamente, Claudia, hija mía, no sólo has tenido la oportunidad de vivir la aventura de tu vida, sino que hemos tenido la suerte de vivirlo contigo y con todos tus compañer@s…

Chic@s, muchas gracias por esta oportunidad de ver con vuestros ojos, de sentir con vuestros gestos y con vuestras palabras…

Disfrutad de todo lo vivido porque esta experiencia es irrepetible y no hay universidad en el mundo que te aporte estos conocimientos ni te forme de mejor manera en la vida que la que estáis viviendo en estos días. ¡¡¡Gracias a todos los integrantes de MRS por cuidar de que así sea!!!

Un cariñoso saludo desde España, hoy tan cerca de África!!!

Lucía – Familia Hernández Anllo”